Mi experiencia como Au Pair

Como mencioné antes hace un par de años viví un tiempo en Italia, trabajando como Au Pair.

Y cada vez que cuento mis experiencias allá, muchos me preguntan cómo es que me fui y qué significa precisamente ser Au Pair. Así que he decidido hacer una pequeña guía sobre mi experiencia.

Frühling aus Meran (1)

Primero lo primero, ¿qué es Au Pair?

Si lo tradujeras literalmente del francés, encontraríamos que significa “a la par” pero esa definición no tiene mucho que ver con la descripción del trabajo (porque sí, es un trabajo), lo que sí se acerca un poco más sería decir que un Au Pair es una persona joven que se hospeda con una familia de otro país para aprender sobre su cultura e idiomas, casi siempre ayudando con el cuidado de los niños y algunas tareas de la casa (limpiar, pasear al perro, ayudar a cocinar).

Muchos lo podrían definir como una niñera internacional, pero eso sería simplificarlo demasiado.

Para poder conectarte con las familias que están en búsqueda de una Au Pair, hay diferentes maneras y servicios.

La opción que yo utilicé fue el sitio AuPairWorld, un servicio gratuito que permite conectar a las familias con las chicas o chicos que quieran convertirse en Au Pairs. La página es prácticamente un Facebook para Au Pairs, donde creas tu perfil hablando un poco de ti mismo, seleccionas las opciones en cuanto a países en los que te gustaría estar, la edad de los niños a los que cuidarías y tus idiomas.

Otra opción para encontrar familia anfitriona podría ser por medio de una agencia especializada en esto; en México hay varias que se dedican a esto: Mundo Joven, Au Pair México, Cultural Care, MexAu Pair, entre otras. La ventaja de las agencias es que se tiene un poco más de seguridad al seleccionar a las familias ya que les aplican varios filtros de seguridad, además de ofrecerte distintos beneficios como cursos de primeros auxilios o seguros de viaje.

Desgraciadamente, el precio que cobran estas agencias por realizar los trámites de conexión, suelen ser bastante elevados y regularmente no incluyen el boleto de avión así que ese es otro gasto que debes agregar a los 20,000 o 30,000 pesos que cobran.

Frühling aus Meran (3)
Sn. Martin, Alto Adige
Life in Meran (2)
Palace Hotel, Merano

Requisitos para ser Au Pair

  • Si eres hombre o mujer es completamente indistinto, todo dependerá de la preferencia de la familia y de sus hijos. Durante mi tiempo en Italia conocí a varios Au Pairs hombres.
  • Edad menor a 30 años
  • Conocimiento de un segundo idioma; la mayoría de las familias provenientes de países donde no hablan inglés, contratan Au Pairs con conocimiento del idioma para que se lo enseñen a sus hijos.
  • Pasaporte y visa (si aplica) vigentes; dependiendo de tu país de procedencia y el país al que vayas, así como el tiempo que vayas a quedarte, necesitarás tener los papeles de migración en orden. En la página de AuPairWorld recomiendan tramitar la de estudiante, ya que después de todo también estarás estudiando.
  • Experiencia de trabajo con niños: ya sea como niñera, en escuela o campamentos. Después de todo, estarás con ellos casi todo el tiempo.
  • Mente abierta, paciencia y muchas ganas de conocer gente diferente y otras culturas.
Life in Meran (4)
El centro de Merano desde las alturas
Frühling aus Meran (29)
Castillo de Dorf Tirol

Mi experiencia

Yo conecté con mi familia anfitriona por medio de AuPairWorld, en menos de dos meses después de haberme registrado. Nos comunicamos por mensaje al inicio, y conforme pasaban los días me pidieron hacer una pequeña entrevista por Skype.

Durante la videollamada hablamos un poco sobre nuestros intereses comunes, para empezar a conocernos mejor, sobre lo que se esperaría de mí en mi tiempo con ellos así como lo que yo esperaba de mi tiempo allá.

Una vez que los elementos fundamentales estuvieron decididos (sueldo, tareas que realizaría, qué curso de idiomas tomaría, el tiempo de mi estancia) compré mi boleto de avión y unos meses después me estaban esperando afuera de una estación de tren en un pueblo al norte de Italia llamado Merano.

El tiempo que pasé con mi familia anfitriona, a pesar de que fue corto por razones de visa, fue uno de los mejores que he vivido hasta ahora. Al ser Au Pair no eres una niñera más, te conviertes en parte de la familia como si fueras la hermana mayor de los niños a los que tienes que cuidar.

Tuve la oportunidad de ir de vacaciones con ellos en dos ocasiones, adquirí un sentido de independencia y responsabilidad que no había tenido hasta ahora, aprendí de su cultura a la vez que les mostré un poco de la mía y conocí a un grupo de personas maravillosas que no hubiera podido conocer de otra manera.

Y sí, había días en que los niños no querían hacer lo que tenían que hacer o el perro me pedía que lo sacara cuatro veces al día como mínimo; pero esta es una excelente manera si quieren vivir en otro país y viajar.

-Agatha

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s